Casquetas / Pastissets

Historia

Hace un par de años un compañero de trabajo que tiene un pequeño huerto me regaló una cidra para que hiciese cabello de ángel. Y por correo electrónico me envió la receta de los pastissets que él hace con su cabello de ángel. Hice el cabello de ángel e hice los pastissets. Todo un éxito, a pesar del cabello de ángel que aunque me quedó muy bueno, a mi familia no le acaba de gustar. E insisto, ¡me quedó muy bueno!.
La cuestión es que ya no recuerdo como, en un momento determinado relacionamos los pastissets con las casquetas que comíamos (por gentileza de mi suegro) en Valderrobres, rellenas de chocolate, de la pastelería Guarc (que no puedo dejar de recomendar).

Casquetas de la panadería repostería Guarc en Valderrobres


Y entonces pensé en rellenarlas de chocolate. Y como a Pilar el chocolate no le entusiasma demasiado, de compota de manzana. La receta que pongo aquí no es la de mi compañero de trabajo si no la del Forner d’Alella, que es la que he usado las dos últimas veces, por dos motivos: tiene menos proporción de aceite y por tanto la masa es más tratable y no tiene azúcar en la composición de la masa, con lo que el rebozado de azúcar no las hace excesivamente dulces. Como siempre, con alguna pequeña adaptación.

Ingredientes

Para la masa

  • 500 grs. Harina
  • 200 ml. Aceite de Oliva
  • 50 ml. Vino dulce
  • 50 ml. Anís Dulce

Un par de anotaciones. Para la harina va bien una de media fuerza que absorba bien los líquidos. En cuanto al vino, yo he usado dos distintos en diferentes ocasiones, una vez un Garnatxa de l’Empordà y vino dulce de Mas Molla de Calonge que no se que uva usa pero que está bueno 🙂 Resumiendo, que no importa el vino que sea, siempre que sea dulce y bueno.
En cuanto al anís… No hay duda, Anís del Mono.
También se le puede añadir un poco de canela.

El relleno

Acostumbro a poner dos tipos de relleno: chocolate (Nocilla en realidad) y compota de manzana. La compota la hago yo mismo y la reduzco hasta que queda bastante consistente, porque si está muy líquida en el horno la empanadilla empieza a burbujear (del vapor de agua de la compota) y acaba por romperse. También he hecho dos experimentos, una con mermelada de frambuesa casera (aunque con frambuesas congeladas), que estaba espectacular y con plátano cortado en trozos muy pequeños, que estaba bueno pero un poco insípido (a pesar de que el plátano estaba maduro). En resumen, se pueden rellenar de casi cualquier cosa 🙂

Elaboración

Se pone la harina en un bol, se hace un volcán y se añaden los tres líquidos. Se amasa hasta que todo esté bien integrado, no hace falta amasar mucho. A continuación dejo reposar la masa en la nevera alrededor de un cuarto de hora. Este paso no es necesario, pero facilita el trabajar con la masa después. Para hacer las empanadillas hay varias opciones. Una es hacer bolitas de unos 50 gramos aproximadamente, poner una bolita entre dos trozos de papel de cocina o film transparente y aplanar intentando que quede circular. La segunda opción, que es algo más rápida, es aplanar entre dos papeles de cocina un trozo grande de masa y después cortar con ayuda de una taza grande o con un aro de emplatar los círculos que quepan en la masa aplanada.
Una vez el círculo hecho, se pone el relleno y se cierra la empanadilla. Yo lo que hago es que cierro de manera que la parte superior no llega al borde de la inferior. Después voy doblando el borde de la parte inferior hacia arriba para que quede la típica forma de cerrado.
Se cuecen en el horno a 180 grados durante unos 20 minutos. Dependiendo del tamaño tardarán menos, así que mejor vigilarlos. Cuando estén hechos se ponen sobre una rejilla y bien calientes se espolvorean con azúcar normal. Se dejan enfriar bien y… ¡A disfrutar!

Algunas fotos:

La masa una vez amasada


Poniendo la nocilla para el relleno


Añadiendo la compota de manzana para el relleno


La empanadilla casi hecha (falta el cierre)


La empanadilla cerrada


Las casquetas / pastissets ya horneados

Y acabo con la receta de mi compañero por si alguien quiere probarla.

Ingredients

  • 300 g d’oli d’oliva
  • 75 g vi moscatell
  • 50 g licor d’anís
  • 50 g sucre
  • 600 g farina

La diferencia con la receta que he puesto yo es que primero hay que mezclar el azúcar con los líquidos y asegurarse de que se disuelve bien. El resto es lo mismo, aunque no necesitan el azúcar por encima.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply