Panecillos de frankfurt

Historia

10 de mayo de 2020. Esta noche es la “Cremada del dimoni” de Badalona, una fiesta tradicional que desde hace años mi familia no se pierde (yo si me la he perdido los últimos años agobiado por la masificación).

Pero estamos confinados y la “Cremada del dimoni” no se hará este año, aunque el ayuntamiento ha puesto a disposición de los ciudadanos un recortable del demonio de este año. Así que, demonio en mano, haremos una “cremada” casera.

Pero es típico de la noche de la “Cremada del dimoni” comer frankfurts del “Frankfurt del ayuntamiento” (tradición que tampoco comparto :D) y este año no podía ser. Así que decidimos hacerlos en casa. Frankfurts del carnicero de la calle y panecillos… ¡Caseros!

Para hacerlos busqué varias recetas en internet y creé una a partir de las que fui encontrando. A diferencia de otras ocasiones, no hay una receta de base sobre la que he hecho mis modificaciones, si no que directamente he “inventado”.

Ingredientes

Para 6 panecillos

  • Entre 420 y 450 gramos de harina de fuerza dependiendo del tamaño del huevo. La masa debe quedar un poco pegajosa, pero no mucho.
  • 120 g de leche
  • 120 g de agua
  • 24 g de mantequilla
  • 8 g de sal
  • 16 g de azúcar
  • 20 g de levadura de fresca (o 6 g de levadura de panadero seca)
  • 1 huevo

El tamaño del huevo influye bastante en la cantidad de harina. Mejor si puede ser un huevo mediano y 420 g de harina.

Elaboración

Es un pan como otro cualquiera, así que los pasos son los mismos. En un bol se mezclan primero los ingredientes secos y después se añaden los líquidos y el huevo. Se amasa bien para que la masa quede fina y se deja reposar aproximadamente 1 hora y media, o hasta que la masa doble su volumen. A continuación se hacen 6 bolas del mismo peso.

Se coje una bola se aplana en forma de cículo de unos 15 centímetros de diámetro y se enrolla haciendo una especie de puro, y se deposita sobre la bandeja del horno. Se deja reposar durante 30 minutos tapados con un paño. 10 minutos antes se precalienta el horno a 250ºC. Justo antes de meter los panecillos se apaga la resistencia superior, se baja la temperatura a 180ºC y se deja solo la resistencia inferior. Se pone una bandeja con agua en la parte inferior del horno (o se pulveriza agua en el interior, en cuyo caso se mantienen las dos resistencias encendidas) y se meten los panecillos. Se hornean con solo la parte de abajo durante 10 minutos. Pasados, se quita la bandeja del agua, se encienden las dos resistencias y se dejan hornear los panecillos durante unos 15/20 minutos hasta que empiecen a dorarse por encima.

Cuando estén se dejan reposar en rejilla hasta que estén fríos.

Y este es el resultado:

¡Deliciosos!

Tags: , , , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply