Cruasanes

Historia

Esta es una receta que no tiene mucha historia. A todos en la familia nos gustan los cruasanes, con su auténtico sabor a mantequilla, pero es difícil encontrarlos buenos por aquí. Así que, hace casi un año, busqué recetas en internet, encontré la de Webos fritos, los hice y quedaron muy buenos. A continuación una foto de como quedaron:

Cruasanes en una bandeja de horno

Cruasanes (15/2/2015)

Seguí esta receta durante cinco años (una vez al año) con un resultado visual, más bien regulero, pero con muy buen sabor. Pero este invierno que acaba de acabar, un poco mosca con el hecho de que no me quedasen bonitos y teniendo algo más de tiempo por la pandemia, decidí buscar un poco por internet a ver si veía alguna receta que mejorarse la de Webos fritos. ¡Y la encontré! La receta es de bavette y si bien se parece mucho a la de Webos fritos el resultado final ha sido mucho mejor. 

Ingredientes

Para la masa
  • 500 g de harina de repostería 
  • 75 g de azúcar 

  • 6 g de sal
  • 100 g mantequilla a temperatura ambiente
  • 25 g de levadura fresca
  • 95 g leche entera
  • 135 g agua
Para la placa de mantequilla
  • 250 g de mantequilla fría

Para pintar los Croissants
  • 1 huevo
, 1 yema de huevo y 30 g de leche

Proceso

Colocar en un bol la harina, la sal, el azúcar, la leche, el agua, la mantequilla (a temperatura ambiente) y la levadura. Se amasa bien (yo amaso a mano, en la receta original explica como hacerlo a máquina) hasta que la masa se separe del recipiente. Entonces se saca del bol y se sigue amasando sobre la encimera hasta que esté lisa y homogénea, momento en que la dejamos reposar durante 10 minutos.

Con la ayuda de un rodillo estiramos la masa sobre la encimera hasta formar un rectángulo de unos 7 mm de espesor. se envuelve en plástico y se mete en la nevera un mínimo de 4 horas (toda la noche puede ser una buena idea). Nota importante: Para hacerse una idea de como tiene que quedar la masa, es conveniente leer los dos párrafos siguientes antes de prepararla.

Entre medias se saca la mantequilla de la nevera, se pone entre dos papeles de horno o film de plástico y se va aplanando con la ayuda de un rodillo hasta conseguir un rectángulo de, aproximadamente, la mitad del tamaño de la masa. A continuación, con la mantequilla bien tapada se guarda en el frigorífico un mínimo de 20 minutos.

Una vez han pasado las 4 horas (mínimo) de la masa en la nevera, se saca a la encimera bien enharinada y se estira un poco más hasta tener un rectángulo de unos 6 mm de grosor. A continuación se pone la mantequilla en la mitad inferior del rectángulo y se cubre con la otra mitad de la masa. 

Ahora viene la parte más entretenida: los pliegues:

Espolvoreamos un poco de harina en la encimera y en el rodillo. Giramos la masa 45º de manera que quede el doblez a la derecha y vamos estirando la masa con el rodillo, primero a lo largo y luego a lo ancho. Del centro hacia los extremos siempre. Estiramos hasta que quede un grosor de unos 7mm.

Doblamos la masa desde abajo hasta los dos tercios y el tercio restante lo doblamos encima. Doblar el conjunto por la mitad, de manera que quedan 4 capas de masa. Se envuelve en plástico y se guarda en la nevera durante entre 30 y 40 minutos. 

Se saca de la nevera y se pone en la encimera enharinada con el doblez a la derecha. Se estira de nuevo la masa, como antes, hasta conseguir darle forma rectangular de 6mm de espesor. De nuevo se dobla la parte inferior hasta dos tercios y se cubre con el tercio restante. Y de nuevo a la nevera durante 30 o 40 minutos.

Sacamos de nuevo de la nevera y sobre la encimera enharinada estiramos de nuevo hasta obtener un rectángulo de unos 6 mm de espesor, con un ancho aproximado de 25 cm. Por el lado largo de la masa, con un cuchillo, se hacen pequeños cortes en la masa cada 8 cm y se van haciendo triángulos (ver vídeo). Se depositan los triángulos en una bandeja y se meten en el frigorífico durante unos 15 minutos. 

Para hacer los cruasanes, se hace un corte de medio centímetro en el medio de la base del triángulo y se enrolla.

Se colocan los cruasanes en dos bandejas de horno (o, como hice yo, en una bandeja de horno y una bandeja normal con un tapete de silicona para poderlos pasar a la bandeja de horno después) con una buena separación entre ellos para que puedan crecer, se pintan ligeramente y se dejan reposar durante dos horas y media en un lugar templado (22-24º). Yo los dejé en el horno con el horno apagado. 

Para hornearlos, se precalienta el horno a 200º y se pintan de nuevo los cruasanes con mucho cuidado.

Se hornean 6 minutos a 200º y aproximadamente 12 minutos más a 180º, hasta que estén dorados. 

Vídeo del corte: https://photos.app.goo.gl/gDAveGCsRbTn9fg8A

Y algunas fotos:

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Puré de hortalizas

Historia

Un verano, con las hortalizas del huerto (berenjenas, tomates y calabacín) decidimos hacer ratatuille, una receta que algún día tendré que poner aquí. La cuestión es que el ratatuille va acompañado de un puré que se hace con sobras de las hortalizas que se usan en el ratatuille, básicamente berenjena y calabacín, más pimiento rojo y un sofrito de cebolla y ajo. El puré sale muy bueno y es un excelente acompañamiento para el ratatuille. La cuestión es que Pilar ha dicho muchas veces que es lo que más le gusta del ratatuille, así que un día decidimos hacer solo el puré. Y ya lo hemos hecho un par de veces y, cómo repetiremos, he decidido añadirlo en el recetario.

Ingredientes

Para 3 personas (para cuatro queda escaso)

  • Un calabacín
  • Una berenjena
  • Un pimiento rojo
  • Dos cebollas medianas
  • Tres o cuatros dientes de ajo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen

Elaboración

En una cacerola grande (las hortalizas ocuparán mucho) se doran unos ajos picados. Se añade a continuación la cebolla picada y se pocha a fuego lento con un poco de sal. Cuando la cebolla empieza a estar blanda se añaden el resto de hortalizas cortadas en dados pequeños y se cocinan a fuego lento hasta que están blanditas. Cuando ya están blandas, se trituran, se añade sal y pimienta al gusto y ¡ya está!

Tags: , , , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Poke de quinoa

Historia

Todos los veranos, Diego y Cristina suelen cocinar la comida de los días de diario, de lunes a viernes. Y hace un par de veranos se dedicaron a buscar nuevas recetas de comidas ricas. Una de las propuestas fue este Poke de quinoa, que si no me equivoco propuso Diego y preparó Cristina. Se ha convertido en un plato casi habitual de nuestras comidas de primavera a otoño, solo que ahora lo preparo yo 🙂

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 g quinoa
  • 400 g zumo de naranja natural (entre 3 y 4 naranjas)
  • Un mango
  • Un aguacate
  • Un pepino (opcional)
  • Tres o cuatro zanahorias
  • Lechuga (opcional)
  • Frutos secos variados (nosotros ponemos anacardos fritos salados)
  • Salmón
  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja

Elaboración

En realidad es muy fácil. Lo primero es limpiar bien la quinoa y preparar el zumo de naranja. Se pone a hervir la quinoa con el zumo de naranja, hasta que la quinoa haya absorbido todo el zumo.

Mientras se cuece la quinoa se lavan, pelan y se cortan las zanahorias, se cortan en trocitos los frutos secos, se cocina a la plancha el salmón, se pela el mango y se corta a daditos y, finalmente, se pela el aguacate y se corta a daditos. Si se desea, se pueden añadir también lechuga y pepino cortado a trozos pequeños. Se dispone en los platos con los ingredientes separados y se aliña con aceite de oliva y la salsa de soja.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

“Galletitas” saludables de avena

La historia de esta receta se remonta a un día, hará un año y medio, en que fui invitada a una sesión de cocina saludable en un hipermercado Carrefour.

La sesión fue conducida y protagonizada por Fabián, un ex-aspirante del concurso de cocina Masterchef, aunque yo por aquel entonces no sabía que ese chico jovencito tan apañado y agradable era una celebrity, y estuve todo el rato alucinando con lo bien que lo hacía el chaval y el trato que le dispensaban las personas allí presentes. En fin, estas cosas solo me pasan a mí.

A lo que iba. El joven chef preparó, entre otras cosas, unas galletas enormes (de ahí las comillas en el título) y saludables de avena, manzana y chocolate negro. Al finalizar la sesión pudimos probar los platos que cocinó y flipé con las galletas.

Expliqué en casa lo buenas que estaban y buscamos la receta en internet, pero no la encontramos, así que la cosa quedó un poco olvidada.

Hasta que un buen día, en pleno confinamiento, mi hija, la súper chef revelación de casa, nos sorpendió con las famosas galletitas de avena.

He de decir que una de las cosas que con más cariño recuerdo de la etapa del confinamiento son los dulces con los que me sorprendía mi hija casi cada día. Que si galletitas de avena, que si pancakes, que si cookies, que si bizcochos…

Imaginaos: yo llegaba hecha polvo del trabajo, con el estrés, la incertidumbre y el agobio que caracterizaron esos momentos tan difíciles para todos, y… ¡Tachán! Ya desde el rellano de la escalera se podía apreciar el delicioso olor que procedía de mi casa. ¡Qué ilusión me hacía entrar en casa y verla acercarse con un plato lleno de riquísimos dulces! ¡Y qué bien me sentaban después de las agotadoras y duras jornadas!

Pero bueno, que me enrollo… A lo que iba. Mi hija encontró en internet una receta de galletitas de avena y la versionó según lo que había explicado yo en su momento de las de Fabián.

El resultado fue espectacular. Estaban tan buenas que las hemos ido repitiendo cada poco tiempo, hasta el punto de que ella se cansó de hacerlas y ahora soy yo quien las prepara casi cada semana para llevármelas de merienda o almuerzo al trabajo. Son un tentenpié riquísimo y relativamente sano. Así, que, ¡vamos a verlas!

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 200 g de copos suaves de avena integral
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de harina
  • 80 g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 manzana y media
  • 100 g de chocolate negro (mínimo del 52%)
Ingredientes para las galletitas de avena

Preparación:

Derrite la mantequilla y mézclala bien con la avena en un bol.

En un plato aparte, mezcla los huevos con el azúcar moreno hasta que sea homgéneo; luego añade la harina junto a la levadura y la sal. Remuévelo todo hasta que esté bien mezclado.

Izquierda: mezcla de huevos, azúcar, harina, levadura química y sal.
Derecha: mezcla de avena y mantequilla derretida.

Junta las dos mezclas en el bol grande y remueve hasta que esté bien mezclado. Reserva la pasta resultante.

Corta el chocolate en trocitos pequeños, del tamaño habitual de las pepitas que suelen llevar las cookies. Échalo al bol de la mezcla.

Pela las manzanas, quítales el corazón y córtalas a daditos pequeños. Añádelos también a la mezcla.

Remueve todo bien hasta que los ingredientes estén bien repartidos por toda la pasta.

Pon el horno a precalentar a 180º.

Mientras tanto, ve formando las galletas en la bandeja del horno. Cuando estén listas, ya las puedes hornear.

Galletitas a punto de ser horneadas

En mi horno tardan alrededor de 15 o 20 minutos en estar listas, pero ya sabes que cada horno es un mundo, así que ten cuidado.

Cuando estén listas, ponlas en una rejilla para que se enfríen y… ¡A disfrutarlas!

Galletitas enfriándose

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Magdalenas de Aragón

Hace un montón de años, me encantaba pensar en hacer en casa cosas como magdalenas, pan, galletas… Dulces que había comido toda la vida pero siempre comprados. Así que, poco a poco, fui buscando recetas.
Esta de las magdalenas me la dio mi suegra al cabo de poco tiempo de casarme con Carlos. No recuerdo si la tenía en un libro o en un cuaderno, pero el caso es que la copié resumida, en el papel que podéis ver en la foto.

Receta de las magdalenas resumida

Ya veis que la receta es sencilla y que lo más laborioso que tiene es montar las claras. De hecho, era una de las recetas que acostumbrábamos a disfrutar preparando juntos mis hijos y yo cuando eran pequeños. ¡Qué tiempos aquellos!

Pero bueno, basta de historias y… ¡vamos al grano!

Ingredientes y material:

  • 2 huevos
  • 125 ml de aceite (en la receta original ponía de semilla, pero siempre he usado de oliva suave)
  • 150 ml de leche
  • 225 g de harina
  • 2 cucharaditas rasas de levadura química
  • la piel de 1 limón
  • 180 g de azúcar
  • Moldes para 12 magdalenas
  • Bandeja de horno para magdalenas
Ingredientes para las magdalenas

Preparación:

En primer lugar, pela el limón, ponlo en una cacerola pequeña junto al aceite y caliéntalos a fuego lento, justo hasta que las pieles de limón se empiecen a cocer. Apaga el fuego, retira las pieles y deja que el aceite se enfríe.

Mientras tanto, puedes ir separando las claras y las yemas de los huevos y montar las claras. Una vez montadas, resérvalas.

Claras montadas

Cuando el aceite se haya enfriado, añádele el azúcar y remueve hasta que esté bien mezclado. A continuación añade también las yemas de huevo y mézclalo todo. ¡Ojo, que si el aceite todavía está caliente, las yemas se pueden cuajar!

Después mezcla todo eso también con la leche.

Junta la levadura y la harina en un mismo recipiente y mézclalas.

Por último, echa la harina y la levadura al recipiente de la mezcla anterior y remuévelo todo hasta que la masa sea homogénea.

Masa antes de añadir las claras

Añade esta masa a las claras montadas y mezcla con movimientos envolventes y suaves hasta que esta masa final también sea homogénea.

Masa final de las magdalenas

Pon el horno a precalentar a 180º.

Mientras se calienta, coloca los moldes en una bandeja para magdalenas y llénalos casi hasta el borde, con la ayuda de un cucharón o cazo, hasta que se te acabe la masa.

Magdalenas crudas en el horno

Verás que solo hay 10 moldes… Se nos perdieron dos y lo que pasó ese día es que se salió la masa fuera de los moldes y las magdalenas quedaron un poco raras de aspecto. Pero no te preocupes, pon 12 moldes y quedarán perfectas 😉

Como cada horno es un mundo, te recomiendo que vayas vigilando la cocción y que, cuando creas que ya están listas, las pinches con un palillo para comprobar que están bien cocidas por dentro. En mi horno tardan entre 15 y 20 minutos en estar hechas, pero no quiere decir que el tuyo sea igual.

Una vez estén cocidas, ya las puedes sacar, dejar que se enfríen y empezar a comer. ¡Están riquísimas!

Magdalenas recién hechas

Tags:

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Crema de calabacín (con quesitos)

Historia

Pues no mucha. Era un plato que le hacía a Pilar su madre y que hemos recuperado para comer verduras variadas. Como no teníamos la receta original, busqué una por internet y de entre todas las que encontré (de todos los colores) la que más me gustó es esta de la web el Cocinero Casero. Como siempre, he adaptado un poco la receta.

Ingredientes

Para dos personas.

  • Un calabacín (unos 300 g)
  • Una cebolla (unos 80 g).
  • 2 quesitos.
  • 250 ml de caldo de pollo casero.
  • Un diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

Se calienta el aceite en una cacerola y se sofríen los ajos. Cuando empiezan a dorarse se añade la cebolla cortada fina, se le echa un poco de sal, se remueve y se deja pochar durante unos 10 minutos. Mientras se va haciendo la cebolla se corta el calabacín en dados pequeños (un centímetro más o menos) sin pelar (se puede pelar pero queda muy bien si no se pelan) y echan a la cazuela removiendo bien. Se dejan cocinando durante unos 10 minutos con la cazuela tapada y removiendo de vez en cuando. Pasados esos 10 minutos se añade el caldo y se lleva a ebullición. Se cocina a fuego lento durante unos 10 minutos más o hasta que el calabacín esté cocinado.

Se añaden los quesitos, se tritura, se le añade un poco de pimienta negra, se rectifica de sal y a servir.

Imágenes

Crema de calabacín

Tags: , , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Coca de panadero

Historia

Hace ya algunos años, cada domingo, cuando íbamos al terrenito mis suegros llevaban una coca de panadero comprada en una panadería propiedad de una conocida cadena. Aunque estaba buena, un día me decidí a probar a hacerla yo y esta es la receta que utilicé. Desgraciadamente no recuerdo de donde saqué la receta, así que no puedo ponerlo.

En los días fríos y lluviosos, Pilar me pide que le haga esta coca para acompañarla con un chocolate desecho. Realmente la combinación es perfecta 🙂

Ingredientes

Los ingredientes que pongo aquí son para una coca normal, para unas 4/5 personas. Sin embargo divido la receta por 2 para hacer una coca para 2 personas y la divido por 4 para hacer una coca individual.

  • 100/50/25 g. de leche 
  • 100/50/25 g. de agua
  • 50/25/12 g. de aceite
  • 400/200/100 g. harina
  • 20/10/5 g. levadura fresca
  • 20/10/5 g. de azúcar
  • 8/4/2 g. Sal
  • Piñones

Elaboración

Es fácil de hacer. Como si de una masa de pan se tratase, se mezclan todos los ingredientes y se dejan levar durante una hora y media. Pasado ese tiempo, se pone sobre la bandeja del horno, se estira a mano para darle forma de coca de aproximadamente un centímetro de grosor, se marca con los dedos, se le añaden los piñones, se pinta con aceite y se espolvorea con azúcar. Se deja reposar unos 10 minutos mientras se precalienta el horno a 250ºC.

Pasados esos 10 minutos se apaga la resistencia superior del horno, se pone una bandeja metálica con agua en la parte inferior y se pone la coca en el primer riel del horno, manteniendo la temperatura a 250ºC y durante 10 minutos. Pasado ese tiempo se retira la bandeja del agua, se pone el horno con calor arriba y abajo y se baja la temperatura a 180ºC. Se acaba de cocer durante unos 15 minutos.

Imágenes

La masa estirada sobre la bandeja del horno
La coca una vez estirada a mano, pero sin marcar con los dedos. Es la de tamaño medio (2 personas)
Coca de panadero una vez horneada. Se ven los piñones, y se nota el aceite.
Recién acabada de salir del horno. Pinché los piñones en la masa para que no se cayeran (ya se ven)

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Falsa salsa carbonara

Historia

Después de hacer de cocineros en el campamento y de comer unos muy buenos espaguetis a la carbonara, con la salsa hecha por uno de nuestros compañeros de cocina, pensamos que era buena idea incorporar esta receta a nuestro recetario. Y aquí está. Añadir que por dos años consecutivos nos tocó hacer a nosotros la salsa carbonara en el campamento. Las dos veces nos ha quedado espectacular, aunque, evidentemente, no hemos seguido esta receta 🙂

Y sí, ya sabemos que la salsa carbonara de verdad no es esto 😉

Ingredientes

Para cuatro personas

  • Una cebolla picada muy fina (unos 100 gr)
  • 200 g de bacon
  • 400 ml de nata para cocinar
  • 100 g de queso parmesano
  • Pimienta negra molida
  • Oregano
  • Aceite de oliva y sal

Nosotros añadimos a esa salsa, para acompañar 😉 350 gramos de espaguettis.

Proceso

Se pone una cucharada de aceite en una sarten y se sofríe la cebolla a fuego lento, hasta que está transparente

A continuación se añade el bacon cortado a tiras y se sofríe sin que llegue a tostarse.

Se añade la nata y, a fuego lento, se deja que vaya espesando. Cuando ya ha ganado algo de espesor, se añade el queso parmesano y se remueve bien para que quede bien repartido por la salsa. Se añade sal, pimienta negra molida y el orégano al gusto y ya está.

Un plato fácil de hacer y rico rico 🙂

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Panecillos de frankfurt

Historia

10 de mayo de 2020. Esta noche es la “Cremada del dimoni” de Badalona, una fiesta tradicional que desde hace años mi familia no se pierde (yo si me la he perdido los últimos años agobiado por la masificación).

Pero estamos confinados y la “Cremada del dimoni” no se hará este año, aunque el ayuntamiento ha puesto a disposición de los ciudadanos un recortable del demonio de este año. Así que, demonio en mano, haremos una “cremada” casera.

Pero es típico de la noche de la “Cremada del dimoni” comer frankfurts del “Frankfurt del ayuntamiento” (tradición que tampoco comparto :D) y este año no podía ser. Así que decidimos hacerlos en casa. Frankfurts del carnicero de la calle y panecillos… ¡Caseros!

Para hacerlos busqué varias recetas en internet y creé una a partir de las que fui encontrando. A diferencia de otras ocasiones, no hay una receta de base sobre la que he hecho mis modificaciones, si no que directamente he “inventado”.

Ingredientes

Para 6 panecillos

  • Entre 420 y 450 gramos de harina de fuerza dependiendo del tamaño del huevo. La masa debe quedar un poco pegajosa, pero no mucho.
  • 120 g de leche
  • 120 g de agua
  • 24 g de mantequilla
  • 8 g de sal
  • 16 g de azúcar
  • 20 g de levadura de fresca (o 6 g de levadura de panadero seca)
  • 1 huevo

El tamaño del huevo influye bastante en la cantidad de harina. Mejor si puede ser un huevo mediano y 420 g de harina.

Elaboración

Es un pan como otro cualquiera, así que los pasos son los mismos. En un bol se mezclan primero los ingredientes secos y después se añaden los líquidos y el huevo. Se amasa bien para que la masa quede fina y se deja reposar aproximadamente 1 hora y media, o hasta que la masa doble su volumen. A continuación se hacen 6 bolas del mismo peso.

Se coje una bola se aplana en forma de cículo de unos 15 centímetros de diámetro y se enrolla haciendo una especie de puro, y se deposita sobre la bandeja del horno. Se deja reposar durante 30 minutos tapados con un paño. 10 minutos antes se precalienta el horno a 250ºC. Justo antes de meter los panecillos se apaga la resistencia superior, se baja la temperatura a 180ºC y se deja solo la resistencia inferior. Se pone una bandeja con agua en la parte inferior del horno (o se pulveriza agua en el interior, en cuyo caso se mantienen las dos resistencias encendidas) y se meten los panecillos. Se hornean con solo la parte de abajo durante 10 minutos. Pasados, se quita la bandeja del agua, se encienden las dos resistencias y se dejan hornear los panecillos durante unos 15/20 minutos hasta que empiecen a dorarse por encima.

Cuando estén se dejan reposar en rejilla hasta que estén fríos.

Y este es el resultado:

¡Deliciosos!

Tags: , , , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments

Tarta de queso

Historia

Hace tiempo hacía yo una tarta de queso con queso Philadelphia y gelatina que, la verdad, quedaba buena. Es una tarta fácil de hacer y que no usa el horno. Sin embargo, después veía las tartas de queso que vendían en la Fira del Arrop, que también son muy buenas y me entraba el gusanillo de hacer una tarta como esas. 

Pero no pasaba de ahí… Hasta hace unos días en que pasaron dos cosas casi a la vez: mi madre hizo la tarta de queso con gelatina y yo leí en La Vanguardia un artículo sobre el restaurante que, según La Vanguardia, hace la mejor tarta de queso del mundo. Y como incluye la receta… Me puse. Eso sí, con un cuarto de la receta. Un quilo de Philadelphia me parecía mucho para empezar 😀

Ingredientes

  • 250 gramos de queso Philadelphia (o otro queso crema similar)
  • 2 huevos pequeños
  • 100 gramos de azúcar
  • 50 cl de nata líquida para montar
  • 1 cucharadita de harina

Elaboración

Es sencilla. Se baten los huevos, se añade el azúcar y cuando está bien mezclado se añade el queso, la nata y al final, cuando está todo ya bastante homogéneo, la cucharadita de harina. Una vez todo bien mezclado se mete en un molde desmontable y se lleva al horno a una temperatura de 200ºC durante 35/40 minutos. Sube mucho, pero al enfriarse se queda en la mitad. Ojo, al sacarla puede parecer cruda, se mueve como un flan, pero al enfriarse coge consistencia. 

El molde que he usado es de 14 cm y en el horno la masa sobresalía por encima del molde, aunque al enfriase ha quedado a la mitad. 

El resultado es muy bueno, aunque tal vez un poco dulce para mi gusto. Tendré que revisar las cantidades. 

Tarta de queso
La tarta de queso desmoldada
El corte queda muy bonito

Tags: , , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
Read Users' Comments